«

»

Nov 13

¿MEDIA NARANJA?

“No es cierto que la persona que te ama no te puede dejar”

Razonamiento profundo y real, por Oscar Wilde.

¡No es cierto que la persona que te ama no puede dejarte! ¡puede hacerlo! ¡créelo! ¡de veras puede! Y lo hará tarde o temprano, sabiendo que la relación que tiene contigo no le aporta ni alegría ni felicidad a su vida; sabiendo que al dar todo de si, al estar dispuesto a todo por ti y sacrificar muchas cosas con tal de estar a tu lado no recibe nada a cambio, que tú lo descepcionas, y que cuando él te subió en un pedestal tú no le tendiste la mano y lo pusiste tambien en el pedestal a tu lado. Aún sabiendo que es gracias a esa persona que tú estás ahora en el pedestal.

Esa persona sabe que tú no le debes nada a cambio de lo que ha hecho y no tienes la obligación de levantarlo a tu nivel, al que él mismo te levantó. Sabe que tú no estás obligado a arriesgarte o sacrificar lo más minimo por él, y por eso para esa persona la relación se vuelve insoportable… Te dejará cuando entienda que él para tí significa menos que tú para él… y no te dirá nada ni te reprochará nada, tú ni siquiera sospecharás nada, porque sabe muy bien que el obligarte a corresponderle con amor o entendimiento es algo tonto y más que tonto, absurdo. Se irá tranquilamente, sin ruido, y lo más terrible, de repente. Lo que es aún peor es que ese tipo de personas jamás regresan.

Oscar Wilde

 

 

LA MENTIRA DE LA MEDIA NARANJA

LA MENTIRA DE LA MEDIA NARANJA. En una boda a la que me llevaron de niño contaba el sacerdote que, según la mitología griega, el hombre y la mujer eran un solo ser y que durante un enfrentamiento con los dioses, Zeus los separó. Desde entonces cada uno anda en busca de su mitad. A muchos les sonará muy enternecedora y romántica esa homilía, pero perpetúa la falsa idea de la incompletitud de las personas y que solo se supera al estar en pareja. Eso fue lo que me dio a entender el relato en ese momento. Yo tenía que encontrar mi parte arrebatada para sentirme completo y si no, viviría frustrado.

Veo que mucha gente todavía está a la espera de esa media naranja que venga a suplir sus carencias y las haga felices. Dentro Al-Anon he escuchado muchos testimonios sobre esa búsqueda desesperada (más desesperada en los que más carencias tenían) de la mitad necesaria para ser pleno. No fue sino hasta después recibir una fuerte dosis de desengaños empezaron a dudar que dicha mitad existiera. Fueron descubriendo que la felicidad es un asunto personal y que no había necesidad de una pareja. No era algo imprescindible para su realización. Podían decidir si tenerla o no y en caso de quererla, sería para desarrollar un proyecto en conjunto para seguir creciendo. Comprendieron que si ese proyecto fracasaba, se dejaba atrás, llenos de tranquilidad y esperanza, en vez de aferrarse a un desastre.

En el momento en que escribo esto, pasó sin verme una joven pareja con su bebé en brazos. Iban peleando disimuladamente. Él la amenazaba, bufando y de manera muy vulgar, con que le iba a pegar. Ella, no menos agitada, lo provocaba para que lo hiciera. Esa situación, para los que no les quede claro, ilustra muy bien que una pareja no es sinónimo de felicidad. Bien podría ser lo contrario. Lo mejor que se puede hacer es practicar el Programa para que en caso de querer una pareja, escoger más sabiamente y estar preparado para aportar lo mejor de sí mismo
he llegado a entender la diferencia entre querer una pareja y necesitar una pareja en mi vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>