«

»

Nov 13

EDUCACION PARA LA FELICIDAD

La risa de Nuria Pedrals se escucha desde el primer piso de su oficina. Es una risa que le sale del alma y que asombra a quien la escucha, ya que nadie imaginaría que esta mujer frágil sea capaz de cortar el aire con una sola carcajada.

Sin embargo, mientras habla y explica en qué cree, qué la mueve y qué quiere hacer cada día de su vida, uno comprende que esa risa es su himno: la identifica plenamente en su cruzada por influir desde una visión positiva de la vida y del ser humano, de la crianza y de la educación, para una mayor felicidad de la personas.

Nuria Pedrals, casada y madre de dos hijas, ocupó durante diez años el cargo de Directora General Estudiantil de la Universidad Católica.
– Ahí hicimos varios estudios sobre cómo llegaban los novatos a la universidad: con altos niveles de  estrés y muchos con depresión. Al preguntarnos cómo prevenir esto, nos encontramos con las investigaciones de Martin Seligman sobre psicología positiva y con el trabajo de muchos otros investigadores que desde la neurociencia estaban confirmando su teoría acerca del bienestar emocional.

¿Qué le impactó de la teoría de Martín Seligman?
– Muchas cosas, entre otras, él fue quien describió y comprobó el concepto de “desesperanza aprendida”. Señala que niños y adultos sometidos a situaciones que creen que no pueden cambiar, sufren tal indefensión que se resignan y no siguen luchando. Frente a esto, Seligman señala que la salida está en enseñarle a esos niños y adultos a visualizar y potenciar sus fortalezas. Eso es mucho más importante que visualizar y empequeñecerse frente a las debilidades. Sobre todo porque es a través del autoconocimiento de las propias fortalezas que la persona puede sentir bienestar. Seligman prefiere usar “bienestar auténtico” que el término de felicidad.

Usted en sus conferencias insiste en que hoy la ciencia está abocada a investigar sobre la felicidad. ¿Qué se ha descubierto al respecto?
– La neurociencia ha descubierto cosas maravillosas de nuestro cerebro: el cerebro es plástico, cambia en función de la conducta. Por ello, una persona capaz de ejercer hábitos tan simples como agradecer, ser más generoso, no rumiar todo lo malo que le pasa…, predispone su cerebro a lo positivo. Si haces eso día a día, el área y las vías del cerebro más vinculadas a las emociones positivas se van haciendo más fuerte, por decirlo de un modo sencillo. Por otro lado, se ha descubierto que el cerebro no hace tantas distinciones entre la violencia física y la verbal, por eso es tan importante cuidar el lenguaje, el trato. Incluso se han hecho descubrimientos acerca de la importancia de la mirada porque hace posible la empatía emocional entre las personas. También se ha avanzado mucho en el conocimiento de las neuronas espejo, que permiten ponerse en el lugar del otro y sentir dolor empático, por ejemplo.

LA FELICIDAD TIENE QUE VER CON SEGUIR UN LLAMADO INTERIOR”

¿Qué relación tienen las fortalezas con la felicidad?
– Martin Seligman, junto con el investigador de la Universidad de Michigan, Christophefer Peterson hicieron una investigación en muchos países y culturas y concluyeron que todos los seres humanos, independientes de su raza y credo, valoran las mismas virtudes. Ellos identificaron virtudes universales, que se viven o concretan a través de determinadas  fortalezas. Cada persona tiene distintas fortalezas, pero lo importante es que van asociadas a una suerte de llamado interior en cada persona. La felicidad tiene que ver con hacer caso a ese llamado interior.

¿Qué aportes entrega esta teoría a la crianza de los hijos?
– ¡Tantas cosas! Primero, a mi me fascinó que estos grandes investigadores y padres de la psicología positiva tienen consideración con la naturaleza de cada cual. Es una mirada hermosa del ser humano centrada en sus fortalezas y no en sus debilidades.

UNA GRAN CRÍTICA DEL SISTEMA EDUCATIVO CENTRADO EN LOS LOGROS”.

¿La educación hoy ayuda a que los niños conozcan sus fortalezas?
– No, creo que no. Porque la educación está centrada en los resultados y eso mata algo muy básico que es la motivación intrínseca del amor por el conocimiento.  Todos nacemos con curiosidad y con ganas de aprender, es algo propio del ser humano. Pero lo que más enfatizamos como papás, como profesores y como país, es qué nota se saca, en que ranking está, que carrera puede estudiar con esto. Ese esquema educativo privilegia el logro, pero la educación tiene que ver también con  el proceso y tiene que ver no sólo con qué aprendes, sino cómo lo aprendes y qué habilidades vas adquiriendo a medida que aprendes.

¿Qué países han aplicado en su sistema educativo la teoría de Seligman y Peterson?
– En Australia, contrataron a este equipo y la experiencia es impactante. Su teoría se ha cristalizado en un proyecto que se llama PERMA y que se enseña a los profesores. Es una sigla que en inglés se refiere a las emociones positivas que sientes al trabajar o estudiar; involucramiento en lo que haces; relaciones que construyes; significado trascendente de tu actuar y logros, entendidos como capacidad de visualizar objetivos y perseverar hasta conseguirlos. PERMA demuestra como el compromiso con tus fortalezas es lo que conduce a un proyecto de vida que da bienestar.

 

—————————————————————————————————————————-

http://barcelonalternativa.es/reglas-de-la-vida/

los 15 principios de Maria Montessori para educar niños felices

ayudame a hacerlo por mi mismo. Maria Montessori

Como siempre ocurre en materia educativa, hay fieles defensores y agudos detractores de la pedagogía que enunció Maria Montessori en su momento. Muchos afirman que a día de hoy la enseñanza, tal y como está estructurada, no ve como viable la metodología que introdujo la célebre educadora italiana de finales del siglo XIX y principios del XX.

Para ella, la escuela no es un espacio destinado únicamente a que un maestro o un profesor trasmita conocimientos de forma directiva, Montessori, defendía ante todo que el propio niño desarrollara sus capacidades de una forma más libre a partir de un material  didáctico especializado.

Las aulas tenían alumnos de diferentes edades, ahí donde los propios niños eran libres de elegir el material a trabajar, y de ampliar sus habilidades de forma más autónoma. Eran ellos quienes marcaban su velocidad de aprendizaje según sus particularidades, envueltos siempre en un contexto menos rígido, donde las pizarras dejaban de tener tanta importancia, y donde los niños tenían libertad de movimiento en el aula.

La perspectiva pedagógica de María Montessori tuvo un impacto mundial, y renovó muchos de los cimientos educativos mantenidos hasta entonces, hasta el punto de “chocar” bastante con esos sectores más conservadores y clásicos de la enseñanza.

A día de hoy, este método donde se enfatiza ante todo la libertad de aprendizaje y la responsabilidad del propio alumno en su proceso de adquisición de contenidos, no se aprecia en la mayoría de los centros. Podemos encontrarlo eso sí, en algunos colegios de línea privada donde se trabajan muchas de estas interesantes estrategias.

No obstante, tanto la pedagogía de la libertad de Montessori como la de la esperanza que formuló Paulo Freire en su momento, no vertebran demasiados pilares de nuestra educación actual (No al menos en muchos países).

Ahora bien, llegado a este punto puede que te preguntes ¿Dónde quedaba entonces el papel de las madres y los padres en la enseñanza de sus hijos? ¿Era importante? Era, ES, vital. El apoyo, la orientación y el cuidado de los padres es fundamental para educarniños felices, adultos autónomos y buenas personas el día de mañana.

Aquí de dejamos 15  de esos principios que enunció en su momento María Montessori, y que seguro te serán de ayuda.

los mandamientos de maria montessori para los padres y madres

la primera tarea de la educacion es agitar la vida, pero dejarla libre para que se desarrolle. Maria Montessori

  • Recuerda siempre que los niños aprenden de lo que les rodea. Sé su mejormodelo.
  • Si criticas mucho a tu hijo, lo primero que aprenderá es a juzgar.
  • En cambio, si lo elogias con regularidad, él aprenderá a valorar.
  • ¿Qué ocurre si le muestras hostilidad al niño? él aprenderá a pelear.
  • Si se ridiculiza al niño de modo habitual, será una persona tímida.
  • Ayuda a que tu hijo crezca sintiéndose seguro a cada instante, será entonces cuando aprenda a confiar en los demás.
  • Si desprecias a tu hijo niño con frecuencia, se desarrollará un sentimiento muy negativo de culpa.
  • Propicia que tu hijo vea que sus ideas y opiniones son siempre aceptadas, con ello conseguimos que se sientan bien ellos mismos.
  • Si el niño vive en una atmósfera donde se siente cuidado, integrado, amado y  necesario, aprenderá a encontrar amor en el mundo.
  • No hables mal de tu niño/a, ni cuando está cerca, ni cuando no lo está.
  • Concéntrate en que tu hijo está creciendo y desarrollándose de modo óptimo,valora siempre lo de lo bueno del niño de tal manera que no quede nunca lugar para lo malo.
  • Escucha siempre a tu hijo y respóndele cuando él se acerque a ti con una pregunta o un comentario.
  • Respeta a tu hijo aunque haya cometido un error. Apóyalo. Lo corregirá ahora o quizá un poco más adelante.
  • Debes estar dispuesto/a a ayudar a tu niño si busca algo, pero debes también estar dispuesto a permitir que encuentre las cosas por sí solo.
  • Cuando te dirijas a tu hijo, hazlo siempre de la mejor manera. Ofrécele lo mejor que hay en ti mismo/a.

 

cuando un niño se siente seguro de si mismo, deja entonces de buscar la aprobacion de los adultos a cada paso. Maria Montessori

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>