«

»

Nov 13

MANIFIESTO DE UN NIÑO

1.-DEJA QUE COMETA ERRORES ( ASI APRENDO)

2.-PONME NORMAS Y LIMITES ( ME AYUDA A CRECER)

3.-NO SOY MALO ( DETRAS DE MI COMPORTAMIENTO HAY UNA NECESIDAD)

4.-SI LLORO, ESCUCHAME, ALGO ME PASA ( SI ME DEJAS LLORANDO, NO SOLUCIONAS EL PROBLEMA)

5.-BESAME Y ABRAZAME SIEMPRE ( ME GUSTA SENTIRME QUERIDO)

6.-NO ME PEGUES BAJO NINGUN CONCEPTO ( ME ESTAS ENSEÑANDO A RESOLVER LAS SITUACIONES CON VIOLENCIA)

7.-JUEGA CONMIGO ( NO TODO EL DIA, SOLO UN RATITO)

8.-NO ME COMPARES ( SOY UNICO)

9.-DEJAME QUE SIGA HABLANDO COMO NIÑO ( SINO, NO ME DEJAS VIVIR MI INFANCIA)

10.-NECESITO ESTAR CONTIGO ( TE QUIERO)

——————————————————————————————–

10 FALLOS AL EDUCAR A LOS HIJOS

1.-No escuchar al hijo, no darle tiempo a que se exprese

2.-No reconocer sus virtudes, no halagarle sus puntos fuertes

3.-No respetar su individualidad, no son todos iguales

4.-No darles confianza y sobreprotegerlos

5.-No educar en la autonomia, hacerles todo

6.-No hablarles con respeto, utilizar constantemente los gritos

7.-No distinguir entre hermanos, educarlos exactamente igual

8.-No parar de compararlos con el hermano, el primo, el amigo..

9.-No dejar de limitarlo, en cosas que no tienen importancia real

10.-No comunicarnos con el, no expresar sentimientos

———————————————————————————————-

15 recomendaciones de autoestima infantil

  • Estar presentes, tenerle en cuenta. Dedícales tiempo exclusivo, escúchales con atención cuando te hablen, mirándoles, dando muestras de que escuchas y te interesas.
  • Dales responsabilidades, fomenta su autonomía. Hay muchos aspectos de la vida cotidiana de un niño en que se le puede ofrecer autonomía. Por ejemplo, en sus hábitos diarios de higiene, alimentación, sus obligaciones, en la gestión de su tiempo de ocio… Déjales tomar pequeñas decisiones y elegir entre diferentes opciones acordes a su edad.
  • Facilita situaciones donde pueda relacionarse con diferentes niños.
  • Establece límites y sé consistente con ellos. Los límites dan seguridad, marcan el camino y los niños los necesitan.
  • No compares. Ni de forma negativa ni positiva. Le quieres y valoras por ser él mismo, no por ser mejor ni peor que otros.
  • No le etiquetes. Las etiquetas ( “el listo”, “el vergonzoso”, “el revoltoso”…) tanto en positivo como en negativo son perjudiciales. Una etiqueta en positivo puede generar ansiedad en el niño intentando cumplir siempre con tus expectativas y sintiéndose muy mal cuando no lo consigue.
  • Cuando tenga un mal comportamiento juzga las conductas y no al niño, no es lo mismo decir “que malo eres” que “está mal que empujes a ese niño”.
  • Déjale probar, explorar cosas nuevas, equivocarse. No le des las soluciones de manera inmediata, deja que lo intente y si fracasa normalízalo y hablad de qué podíamos haber hecho de manera diferente. Reconozcamos nuestros propios errores.
  • Sé lo más específico posible a la hora de hacer halagos, es preferible decir “Me gusta mucho como has recogido todos tus juguetes” que “te has portado bien”. Es importante que el niño sepa exactamente qué es lo que te ha gustado y además son halagos más creíbles. No exageres.
  • Valora sobretodo el esfuerzo, no te limites a premiar el logro.
  • No le sobreprotejas. Mostrar excesivamente nuestro miedo a separarnos, a que intenten cosas nuevas… le puede trasmitir inseguridad.
  • No le critiques delante de otros, aunque parezca que no escucha.
  • Valida sus emociones.
  • Si tienes más hijos, intenta buscar, de vez en cuando un espacio individual a uno.
  • Y sobre todo, fomenta tu propia autoestima y autocuidado pues eres el mejor ejemplo que puede seguir.

———————————————————-

CRIAR A UN NIÑO FELIZ

Los expertos en desarrollo infantil que estudian el tema afirman que la felicidad no es algo que puedes darle a un niño como un regalo, sino algo que les puedes enseñar:

1.aprender a leer las emociones de tus hijos

2.divertirme junto con ellos

3.ayudalos a perfeccionar sus talentos

4.cultiva habitos sanos en tus hijos

5.deja que trate de resolver sus problemas

6.permitele que este triste o enfadado

7.enseñale a compartir y a pensar en los demas

8.se un modelo de conducta

——-

50 Frases que hay que decirles a los niños… y a los no tan niños también!

Infunden amor y confianza
Ocurre que además de “muy bien“ a veces no sabemos qué más decirle a nuestros hijos para expresarles nuestro apoyo y confianza en ellos. ¡y hay que hacerlo! Después de todo esas palabras les permiten comprender que los amamos, los entendemos y los aceptamos.
La psicóloga infantil y de familia Ekaterina Kes redactó una lista de frases que puedes usar para comunicarte con tu hijo.

Comprende su esencia y dilas con tus propias palabras, esto es solo un bosquejo. Muy importante: No olvides decirle ”Te amo“. Esa es la principal.

Mostrarle tu confianza
“Confío en ti”.
”Creo en ti“.
”Respeto tu decisión“.
“No es tan fácil, pero sé que podrás lograrlo”
“Estás haciendo lo correcto“.
”Entiendes bien lo que pasa”
“¿Cómo lo lograste?”
”¡Enséñame cómo lo haces!“.
”Lo haces mejor que antes, estás mejorando aún más“
“Me parece que lo haces bien”.

Reconocer el esfuerzo y/o el sufrimiento
”Veo que trabajaste mucho para lograrlo“.
”Veo que te esforzaste mucho, sigue así“.
“Te esforzaste y te salió muy bien”
“Me gusta como lo haces“
”Me imagino cuánto tiempo tardaste en hacerlo, así se hace”
“¡Sé cuánto te esforzaste para lograrlo!”
“Has debido planearlo muy bien para que resultara algo tan bueno“
”Tus esfuerzos se recompensaron con un buen resultado, te felicito“
Agradecer por el tiempo que han pasado juntos
“El tiempo que pasamos juntos es muy importante para mi”.
”Ya estoy esperando a que juguemos mañana“
”Eres alguien interesante”.
“Me gustó mucho jugar contigo”.
“Estoy feliz de tenerte cerca“.
”Me siento muy bien a tu lado”.
Ayudar a valorar el resultado
“¿Y a tí qué te parece?”
”Me imagino que debes sentirte muy bien“
”¿Y qué es lo que más te gusta?“
“¿Qué opinas de eso?”
”¿Te gusta cómo quedó?“
”¿Que piensas, te salió mejor que la vez pasada?“
“¿Cómo te sientes respecto a eso?”

Agradecer por la ayuda o contribución

“Muchas gracias por haber….(cuando es algo positivo)“.
”Gracias por lo que hiciste”.
“Gracias por tu ayuda”.
”Gracias por entenderlo“.
”Eso me ayuda mucho, te lo agradezco“.
“Eres un muy buen ayudante”
”Gracias a tu ayuda tardé menos en acabar“.
”Como me ayudaste ahora todo está limpio“.
Describir lo que ves
“¡Wow, qué limpia está tu habitación!”
“¡Que bien que la cama esté tendida!“
”¡Qué colores tan vivos los que usas!”
“¡Veo que te has esforzado mucho!”
“¡Tu mismo lo hiciste, te felicito!“

Describir lo que sientes
”Me gusta mucho hacer esto contigo!“.
“Me siento feliz de estar en casa”.
”Creo que somos un equipo“.
”Me gusta oirte decir eso”.
“Estoy feliz de tenerte”.
“Me siento muy bien cuando me ayudas”.

Mostrarle tu confianza

  • “Confío en ti”.
  • ”Creo en ti“.
  • ”Respeto tu decisión“.
  • “No es tan fácil, pero sé que podrás lograrlo”
  • “Estás haciendo lo correcto“.
  • ”Entiendes bien lo que pasa”
  • “¿Cómo lo lograste?”
  • ”¡Enséñame cómo lo haces!“.
  • ”Lo haces mejor que antes, estás mejorando aún más“
  • “Me parece que lo haces bien”.

Reconocer el esfuerzo y/o el sufrimiento

  • ”Veo que trabajaste mucho para lograrlo“.
  • ”Veo que te esforzaste mucho, sigue así“.
  • “Te esforzaste y te salió muy bien”
  • “Me gusta como lo haces“
  • ”Me imagino cuánto tiempo tardaste en hacerlo, así se hace”
  • “¡Sé cuánto te esforzaste para lograrlo!”
  • “Has debido planearlo muy bien para que resultara algo tan bueno“
  • ”Tus esfuerzos se recompensaron con un buen resultado, te felicito“

Agradecer por el tiempo que han pasado juntos

  • “El tiempo que pasamos juntos es muy importante para mi”.
  • ”Ya estoy esperando a que juguemos mañana“
  • ”Eres alguien interesante”.
  • “Me gustó mucho jugar contigo”.
  • “Estoy feliz de tenerte cerca“.
  • ”Me siento muy bien a tu lado”.

Ayudar a valorar el resultado

  • “¿Y a tí qué te parece?”
  • ”Me imagino que debes sentirte muy bien“
  • ”¿Y qué es lo que más te gusta?“
  • “¿Qué opinas de eso?”
  • ”¿Te gusta cómo quedó?“
  • ”¿Que piensas, te salió mejor que la vez pasada?“
  • “¿Cómo te sientes respecto a eso?”

Agradecer por la ayuda o contribución

  • “Muchas gracias por haber….(cuando es algo positivo)“.
  • ”Gracias por lo que hiciste”.
  • “Gracias por tu ayuda”.
  • ”Gracias por entenderlo“.
  • ”Eso me ayuda mucho, te lo agradezco“.
  • “Eres un muy buen ayudante”
  • ”Gracias a tu ayuda tardé menos en acabar“.
  • ”Como me ayudaste ahora todo está limpio“.

Describir lo que ves

  • “¡Wow, qué limpia está tu habitación!”
  • “¡Que bien que la cama esté tendida!“
  • ”¡Qué colores tan vivos los que usas!”
  • “¡Veo que te has esforzado mucho!”
  • “¡Tu mismo lo hiciste, te felicito!“

Describir lo que sientes

  • ”Me gusta mucho hacer esto contigo!“.
  • “Me siento feliz de estar en casa”.
  • ”Creo que somos un equipo“.
  • ”Me gusta oirte decir eso”.
  • “Estoy feliz de tenerte”.
  • “Me siento muy bien cuando me ayudas”.

 

DECÁLOGO DE UNA MADRE.

1.-He parido un hijo que no es mío. Lo entrego al mundo.

2.-Este hijo no ha venido a cumplir mi proyecto, ni los proyectos de mi árbol genealógico, sino el suyo propio.

3.-No lo bautizo con ningún nombre ya presente en el árbol, ni con nombres que le impriman un destino.

4.-Se lo doy todo, lo crío con afecto, sin dejar de ser yo misma, sin adicción al sacrificio, sino con responsabilidad y desde la libertad.

5.-Le ofrezco herramientas que ayuden a construir el edificio de su propia vida, pero acepto que tome libremente las que el juzgue adecuadas y rechace las inadecuadas para él. Me doy cuenta que la mejor manera de enseñar a un hijo no es con mítines, ni con límites, sino con el ejemplo.

6.-Acepto que deje de llamarme “mamá” cuando él lo decida, para pasar a llamarme por mi propio nombre, porque así rompe lazos de dependencia y la relación entre ambos se equilibra.

7.-Le permito y facilito que tenga un espacio privado e íntimo en la casa que sienta como su propio territorio.

8.- En cuanto a la elección de sus amistades, de su carrera, de sus actividades de ocio, etc., le escucho, le doy mi parecer, pero no selecciono nada por él, ni le prohibo ni lo obligo.

9.- Dejo que mi hijo cometa errores, que se caiga, que no sea perfecto. Comprendo que cada fracaso es un cambio de camino y con ellos se crece cada día; si lo protejo demasiado lo bonsaitizo, nunca será adulto.

10.-Jamás definiré a mi hijo (“es tranquilo”, “eres nervioso”, “es tímido”…), porque entiendo que los niños se forman su autoconcepto a partir de lo que sus padres dicen de él. Le transmito que dentro de él están todas las posibilidades del ser, lo es todo en potencia.

Alejandro Jodorowsky
Tomado de La Mujer Lunar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>